Con la llegada del buen tiempo, las terrazas y el jardín se vuelven a convertir en los espacios protagonistas del hogar. Y qué mejor manera de disfrutarlo que descansando en una tumbona al aire libre. Existe una amplia variedad de opciones que se adaptan perfectamente a las distintas necesidades estilísticas de cada uno, teniendo en cuenta su composición material, un aspecto clave para que las tumbonas aguanten las condiciones meteorológicas. Así que, ¿cómo elegir la tumbona ideal?

Aquí te dejamos una guía con los distintos materiales para que puedas encontrar la tumbona ideal y puedas disfrutar las vacaciones cómodamente con tus amigos y familiares.

Tumbonas de madera

La madera es, sin duda, el material más popular. Además de aguantar los climas más duros, su tono cálido y su hermosa estética convierte este tipo de material en el favorito de mucha gente. Una opción excepcional para exteriores es la madera de teca, una madera de gran calidad con una excepcional resistencia a la intemperie.

Ahora bien, debes tener en cuenta que la madera es un material vivo que necesita mantenimiento para que conserve su brillo y color correctamente durante mucho tiempo.

Tumbonas de resina sintética y plástico

Además de tener un peso ligero, las tumbonas de resina sintética pueden soportar condiciones exteriores muy duras. Tienen un estilo de mimbre que evoca un aspecto clásico muy elegante.

Los plásticos moldeados nos presentan muchísimas opciones de forma y color. Incluso permiten la inclusión de LEDs que van cambiando de color. Sus propiedades son extremadamente duraderas para todo tipo de clima. Una muy buena opción son las tumbonas de tecnopolímero, muy resistentes a la corrosión y muy ligeras, además de fáciles de limpiar y exentas de mantenimiento.

Tumbonas de ratán

En cuanto a tumbonas de ratán, tienes dos opciones: ratán natural o ratán sintético. El ratán natural es una fibra vegetal proveniente de una palmera trepadora y es un material muy resistente y flexible. Por otro lado, el ratán sintético imita al natural y se utiliza en muchos muebles exteriores ya que es muy resistente a la intemperie y más duradero en comparación con el natural. El ratán sintético es una excelente opción debido a su impermeabilidad, bajo mantenimiento, asequibilidad y personalización.

Tumbonas de metal

El hierro forjado es cada vez menos común en ambientes exteriores debido a su gran peso, su propensión a la oxidación y al gran mantenimiento que requiere. Por ello, los materiales más utilizados son el aluminio y el acero.

El acero es el material más fuerte. Sin embargo, su gran peso dificulta mover la tumbona con facilidad. Además, se oxida rápidamente cuándo se expone en exteriores.

Por otro lado, el aluminio destaca por su peso ligero y su durabilidad, ya que tiene una alta resistencia a la oxidación, convirtiéndola en una opción fundamental para lograr una duración óptima.  Además, no requiere mantenimiento y es fácil de limpiar. Combinado con el textilene, un material transpirable y resistente a la exposición al sol, agua y cambios de temperatura, se convierte en una opción ideal que aporta robustez y durabilidad.

Estéticamente tienen muchas posibilidades, ya que los metales se pueden moldear de muchas maneras distintas.

Tumbonas o hamacas de tela

Las tumbonas de tela normalmente son transpirables y resistentes a la decoloración del sol y la humedad. Las fibras sintéticas como el vinilo, el poliéster y el acrílico son resistentes al agua. Son la opción que ofrece un mayor descanso y comodidad y su estética resulta ideal para tenerlas en nuestro hogar. Eso sí, necesitan protección durante el invierno.

En nuestra tienda online puedes encontrar diversas opciones como esta hamaca de algodón o hamacas colgantes para colgarlas de los techos, vigas o ramas del jardín.

Por tanto, ¿cuál es la tumbona ideal para tu jardín?

Como has visto, depende de las condiciones del ambiente y las preferencias estéticas de cada uno. Tal vez valores más propiedades como el bajo mantenimiento y la ligereza, que opciones como las tumbonas de madera de teca que requieren más cuidado. En todo caso, la gran variedad de materiales y modelos que tienes para escoger harán que puedas convertir tu jardín en un espacio ideal para el descanso.